¡Qué poco falta! ya llega la Semana Santa, el ansiado “break” entre las vacaciones de Navidad y las del verano. Un respiro que a los más adictos al mar y al sol nos hace imaginarnos playa, playa y ¡playa! 

Con la llegada de la Semana Santa, empezamos a pensar en outfits un poco más veraniegos, dejamos atrás los negros, marrones y grises, para dar la bienvenida a los blancos, azules, rojos… ¡Qué ganas!

Y ya sabemos que las prendas no llegan solas. Qué mejor complemento de esos outfits que un collar estilo hippy chic, pulseras alegres o un anillo con maxi piedra. Las joyas se convierten en el mejor aliado de cualquier look.

La propuesta de eme jewels para esta Semana Santa es un colgante de plata en forma de cruz con turquesas. Las cruces desde siempre han cautivado a un numeroso público, desde los más creyentes a los ateos, suelen ser un elemento que llama la atención y muy recurrido en la joyería.

Colgante de plata en forma de cruz con turquesas. PVP 126€. Diseño y creación eme jewels.

Dentro de todas las piedras preciosas y semipreciosas, probablemente las turquesas sean de las más alegres y veraniegas que hay. Ese color que sienta tan bien estando bronceados, ese color que sube la autoestima y que llama la atención de todos los ojos que lo miran. Por algo la turquesa es reconocida como la piedra de la alegría y el bienestar.

Entró en Europa por medio de los mercaderes turcos y desde tiempos ancestrales se ha utilizado como amuleto para cientos de cosas. En cualquier caso, creyendo o sin creer en historias y amuletos, es una piedra muy especial, que aporta “buen rollo” y que sienta muy bien.

Y aunque las turquesas nos recuerden al mar, Semana Santa es un momento en el que muchos eligen alternativas a la playa. Para los que prefieran escapadas rurales, sugiero algo que para mí es un ¡planazo! y no es otra cosa que “irse de vinos“: visitar bodegas, comer muy pero que muy bien, recorrer rincones auténticos …

Recomiendo la bodega Arzuaga, un lugar cerca de Valladolid  que cuenta no sólo con bodega sino con un impresionante hotel con SPA en medio del campo, perfecto para desconectar. Y todo esto muy relacionado con los outfits, colores y prendas de las que hablábamos, puesto que no es coincidencia el nombre de esta bodega y el de la diseñadora Amaya Arzuaga, todo queda en familia. Ella lanza al mercado cada año una edición limitada de un vino para el que además crea una colección de vestidos.

 

Vista de una de las salas del SPA, Bodegas Arzuaga Navarro

Coger el coche y recorrer rincones de una carretera muy castellana, nos permite descubrir restaurantes con antiguos molinos y tradiciones y costumbres que aún siguen estando muy vivas. Una de las cosas más importantes es elegir buena compañía para el viaje.

 

Decoración en un restaurante-Molino en Peñafiel

Hagas lo que hagas en esta Semana Santa, sólo te deseo que la disfrutes :)

 

Otros posts que te pueden interesar

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail