Acertar con un regalo no siempre es fácil. Acertar por segunda vez es todo un reto.

Ya he hablado alguna vez sobre mi amiga Marina, enfermera, y de ésas que responden ante el mantra “antes muerta que sencilla”. Marina trabaja en urgencias y el quirófano es parte de su día a día, sin embargo no por eso renuncia a ir coqueta :) y por segundo año consecutivo lo que pide por su cumpleaños son unos pendientes pequeñitos, para diario, pero que sean una joya especial.

La Sodalita ha sido en esta ocasión la piedra elegida. El azul pega muy bien con todo y además es mi color favorito
La Sodalita ha sido en esta ocasión la piedra elegida. El azul pega muy bien con todo y además es mi color favorito

 

Justamente así: “Pendientes para diario” fue, para ser exactos, lo que pidió por su cumpleaños, así que el Atelier eme empezó con el trabajo.

Aunque parezca mentira, es más difícil hacer una joya pequeñita que una grande: muchos detalles y poco espacio para apoyar, pero me gusta pensar que a veces las cosas pequeñitas son las más grandes, precisamente como mi amiga, que es una mujer muy grande en un cuerpo pequeño :)

 

Alicates, motor y lija trabajando la plata

Alicates, motor y lija trabajando la plata

 

Esta piedra tiene el nombre de Sodalita por ser un mineral con alta concentración de Sodio. Se utiliza mucho para hacer mármoles y azulejos por tener un color tan especial. Dependiendo de la piedra puede tirar más hacia gris o incluso lila o tener un color más celeste. Antiguamente se le otorgaban poderes de equilibrio y calma, dos conceptos que desde luego se necesitan dentro de un quirófano.

Elegantes y sencillos, un toque especial con la media circunferencia llena de rayas que sujeta a las piedras, son una joya para el día a día.

 

Resultado final :)

Resultado final :)

Otros posts que te pueden interesar

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail