Teníamos muchas ganas de conocerla y Alejandra por fin llegó al mundo. Para mí es un placer haber disfrutado de su baby shower y contribuido con una joyita para su madre, y ahora continuar haciéndolo habiendo fabricado sus pendientes :)

“Los mejores perfumes vienen siempre en frascos pequeños” es una de esas frases que todos conocemos y que yo particularmente, que rondo el metro sesenta, escucho relativamente a menudo. Realmente no me extraña que los perfumes más caros o considerados mejores, vengan en frascos más pequeños que la media, realmente hay muchas cosas pequeñitas que tienen un gran valor. En el caso de la joyería, hay veces que me es más difícil hacer unos pendientes de bebé que un anillo de pedida. Hablamos de un tamaño tan diminuto que el máximo nivel de precisión y detalle a veces se queda corto en estos trabajos en los que la joya prácticamente desaparece entre tus dedos. No obstante, cuando las cosas se hacen con amor y paciencia, es difícil que el resultado sea malo.

 

comenzando a dibujar a mano alzada sobre el oro
comenzando a dibujar a mano alzada sobre el oro

 

Cortando el oro
Cortando el oro

 

Tenía libertad absoluta para el diseño y rápidamente me vino a la mente un corazón. La madre de Alejandra es una persona a la que le gusta querer y sentirse querida, estar rodeada de familia y amigos, y estoy segura de que eso lo heredará su pequeña. Qué mejor que un corazón como símbolo.

 

Después de la lima llega el turno de la lija
Después de la lima llega el turno de la lija

 

Los componentes han sido oro de 18 quilates y un acabado pulido para estos pendientes de bebé en forma de corazón.

 

Voilá! Pendientes exclusivos y hechos a mano para bebé :)
Voilá! Pendientes exclusivos y hechos a mano para bebé :)

Otros posts que te pueden interesar

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail