Con el paso del tiempo uno empieza a comprender que no hay fórmulas mágicas para vencer a las envidias ni soluciones matemáticas para resolver problemas personales y que una de las tareas más difíciles en la vida es aprender una de las maravillosas frases del sabio refranero español: “nunca llueve a gusto de todos”. Ojalá todo fuera tan fácil como en la niñez, aquella etapa en la que bastaba con disponer de pequeños amuletos o juguetes con los que estabas a salvo de casi cualquier cosa o refugiarte en tus sábanas mágicas, aquellas bajo las que te tapabas en mitad de la noche y ya ningún personaje de las pesadillas que hubieras tenido podía encontrarte.

Pero si hay algo que tiene la vida es que no podemos volver atrás, no podemos ser niños permanentemente. Andamos, paso a paso vamos haciendo nuestro camino, y mientras avanzamos nos encontramos con situaciones estresantes e incómodas o con personas irritantes que parece que nos chuparan la energía, otras que nos tienen manía y otras que simplemente no nos dan buena sensación.

 

Nuevo diseño eme
Nuevo diseño eme

 

 

No, no podemos ser niños, pero podemos creer igualmente en la magia y podemos seguir confiando en amuletos que nos den un poco de energía en los días en los que más los necesitamos. Y si hablamos de amuletos no podemos dejar de hablar de las gemas, a las que históricamente se les ha asignado un sinfín de beneficios relacionados con la protección.

La piedra protectora de malas energías y vibraciones por antonomasia es el Ónix. Su negro penetrante tan especial es verdaderamente imponente y muy elegante para combinar con cualquier outfit. Los más creyentes en “los poderes de las piedras” lo llevan dentro del bolso, en el bolsillo de la chaqueta o en la guantera del coche. Otros prefieren llevarlo siempre encima en una joya, sea del tipo que sea.

 

Así queda este nuevo collar que se incorpora a las joyas eme jewels
Así queda este nuevo collar que se incorpora a las joyas eme jewels

 

 

Por todos esos días en los que tienes la verdadera sensación de que alguien te está empujando hacia abajo para no dejarte levantar, días en los que te cubrirías de ónix desde el primer pelo de la cabeza hasta el dedo gordo del pie, en eme estrenamos este nuevo diseño de Ónix y plata. Un collar tipo gargantilla formado por una cadena de plata con finos y alargados eslabones que rodean una pieza circular de plata encadenada a una piedra ónix, pulida y brillante. El negro del ónix se entremezcla con el brillo de la plata creando un contraste como la noche y el día, ideal para acompañar tus días de oficina o tus salidas nocturnas.

Muy pronto disponible en la web :)

 

 

Otros posts que te pueden interesar

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

emejewels NEWS