Lo reconozco. Estoy últimamente en un período de reflexión, pensando mucho en las cosas auténticas, aunque a veces pequeñas, de la vida. En un mundo en el que la globalización nos ha llevado a encontrarnos por ejemplo tiendas ZARA tanto en India como en Perú o Australia, o 7 cafeterías de una misma cadena en menos de 5km, a veces se echan de menos productos únicos o lugares acogedores que no podamos visitar en más de un sitio y que nos hagan sentirnos diferentes.

Por eso el día en que decidí crear eme jewels, sabía que quería un concepto personalizado dentro de la joyería, ofreciendo pocas cantidades de una misma pieza y, muchas de ellas, por qué no, que fueran simplemente únicas, que sólo una persona en el mundo las tuviera.

Selección de joyas eme jewels

Cada persona es muy diferente, con unos pensamientos y deseos, una forma de ver la vida y enfrentarse a las diversidades distinta a otras y para mí hay una joya para cada uno. Podemos tener muchas joyas y complementos en nuestro tocador, pero siempre habrá alguna que sea mucho más especial. Quizás porque nos la regaló nuestra pareja, quizás porque la heredamos de nuestra abuela, quizás porque nos la auto regalamos un día en el que nos lo merecíamos o simplemente porque nos transporta a un momento mágico y especial.

Y, normalmente, detrás de esas piezas especiales hay siempre una piedra que la adorna y complementa, que le da fuerza.  Puede ser una piedra preciosa o no, quizás un fósil, pero siempre aportará un toque diferente. Es algo que viene desde la tierra directamente a nuestra piel, por eso se suele decir que las gemas dan vibraciones o que cada uno se identifica más con unas piedras que otras.

Piedras y fósiles con las que construiremos las siguientes joyas eme, ¿cuál es la tuya?

Ya sabes que si quieres tener una joya única para ti con una piedra especial, en eme jewels estamos encantados de aceptar el reto :)

Y ya que hablamos de sitios únicos, me gustaría compartir un pequeño listado de esos sitios “auténticos” en los que me han tratado genial y que son sólo uno, no hay dos iguales:

– La Fragua: restaurante asturiano en el que cocina Ángeles, una asturiana de pura cepa que hace cada plato ella solita con sus dos manos. C/Andrés Mellado, Madrid
– Living London: cafetería que te transporta a la típica casa inglesa de una abuelita. La vajilla parece sacada de una película y hay gran variedad de tés. C/Santa Engracia, Madrid
– Restaurante El Mirador del Atlante: un sitio único con apenas 10 mesas en medio de un mirador en la carretera del norte de Gran Canaria. Ideal para comer tapitas de comida canaria.
– Hotel Itxas Gain: un hotel rural y muy acogedor con un personal encantador en Getaria. Parada ideal para conocer los distintos pueblos de la zona.

Otros posts que te pueden interesar

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail