Llega uno de esos grandes momentos comerciales del año: el día de los enamorados o más comúnmente conocido como el día de San Valentín. De pronto todos los escaparates se llenan de corazones rojos, nos invade la publicidad dirigida al día del amor en las revistas y nos impactan campañas con mensajes relacionados con Cupido en la televisión y en los medios digitales.

Dentro de todos esos mensajes comerciales, he de reconocer que hay algunos que se merecen un 10. Este año me ha encantado el anuncio de Loterías con el sorteo de San Valentín. Si no lo has visto, te recomiendo que te rías un rato viendo el video aquí

Como ya dije en alguna ocasión, personalmente considero que hay que demostrar el amor hacia la gente que quieres durante todo el año y que el principal regalo debe ser la compañía, la risa y la sonrisa, la comprensión y el apoyo. No obstante, inmersos en la rutina, en el “corre corre” al que nos lleva la sociedad en la que vivimos, nunca está de más que estos momentos del año te sirvan de excusa para recordar todo esto, meditarlo, y ¿por qué no? tener un detalle con alguien. De hecho en Latinoamérica el día de San Valentín es el día del amor y la amistad y la gente felicita a sus amigos y seres queridos, no sólo a su pareja.

 

Construyendo una joya muy fina y delicada... Un toque sutil :)

Construyendo una joya muy fina y delicada… Un toque sutil :)

 

Puestos a regalar, me gusta pensar en algo con un significado especial… El de la eternidad… ¿Al fin y al cabo no es aquello que las parejas se prometen, perjuran y lo que quieren?  Y como ya he dicho en varios momentos, la joya es, de todas las cosas materiales, sin duda la que relaciono con la eternidad. Algo que no pierde valor con el paso del tiempo y que siempre guardamos con un recuerdo especial.

eme jewels rinde su homenaje al día del amor con una joya delicada y pequeña que puedes colgar tanto de una cadena al cuello, como de una pulsera. Un corazón de plata muy finito.

 

Primero soldamos las dos partes de la plata con forma de corazón. Segundo limamos y lijamos la pieza soldada hasta dejarla al tamaño que queremos. Tercero, ¡vamos a regalarla o lucirla!

Primero soldamos las dos partes de la plata con forma de corazón. Segundo limamos y lijamos la pieza soldada hasta dejarla al tamaño que queremos. Tercero, ¡vamos a regalarla o lucirla!

 

 

Otros posts que te pueden interesar

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail