Estamos en una de esas semanas en las que vuelve a haber una campaña comercial importante y es que el día de la madre es un momento que para algunas marcas supone entre un 15 – 20% de las ventas de todo el año.

Nuevamente me reitero en mi opinión. Es cierto que este tipo de días son excusas para vender más, una invención del marketing para generar negocio, sin embargo, nunca está de más aprovechar estas ocasiones para recordarte a ti mismo que tienes que decir “te quiero”, que tienes que dedicar tiempo o por qué no, hacer algún regalo a esa persona tan especial.

Además de la cosmética, especialmente los perfumes, la joyería vuelve a ser un regalo recurrente en este momento comercial. Dentro de todas las marcas, me gusta mucho cómo gestiona TOUS estas fechas especiales y las joyas que lanzan por el día de la madre tienen un toque único por el que se reconocen perfectamente.

Anillo de oro blanco y Lapislázuli. También disponible en plata. Diseño y creación eme jewels. Fotografía Kike Miranda.

Hace unas semanas enseñé unos pendientes que hice a mi madre por su 60 cumpleaños. Oro blanco y piedra Lapislázuli con un corte recto, diferente. Ahora que hablamos del día de la Madre, enseño el anillo que le regalamos a juego.

Como mi madre es alérgica a los metales, excepto al oro, decidimos regalarle joyas en oro blanco ya que la ocasión lo merecía.
Ya he comentado en otras ocasiones que de todos los regalos materiales, las joyas son mi opción preferida. No pierden valor con el paso del tiempo, el brillo se recupera con sólo limpiarlas y simbolizan normalmente momentos importantes en la vida de las personas.

Conjunto anillo y pendientes de oro blanco y Lapislázuli (cpv). Diseño y creación eme jewels. Fotografía Kike Miranda

Siempre se suele decir que las hijas con las madres tienen una relación de ambivalencia, que discuten más de la cuenta y no sé cuántas cosas más. En mi caso, no puedo describir la conexión y la relación tan especial que tengo con mi madre. Sin duda es la joya más preciada de mi vida.

Y como las joyas, ella no ha perdido su valor, su brillo y su pureza con el paso de los años, tan sólo ha sumado algunas arrugas, muestra de la experiencia y de todos los momentos que hemos vivido

A ella y a todas las madres, les deseo un día fantástico y que sean tratadas como la joya más importante de cada joyero.

Otros posts que te pueden interesar

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail