Primer domingo de Mayo, ya llegó el día de la madre. Un año más en el que miles de españoles buscan un regalo perfecto, otros miles evitan hacerlo a toda costa alegando consumismo y otros cuantos simplemente echan de menos a esa persona tan especial que por circunstancias de la vida no pueden acompañar en este día.

Como cada año, reitero mi postura de hacer y dejar hacer lo que cada uno considere y de pensar en que más allá del consumismo y la frialdad de la que muchos hablan, no hay que perder la perspectiva de que, aunque sea de vez en cuando, tenemos que recordar a quienes queremos que de verdad lo hacemos. Y pienso que esto es una reflexión que está por encima de regalar o no regalar, comprar o no comprar, simplemente es dedicación.

 

pies bebé

 

Me encargaron un regalo muy bonito pensado especialmente para este día. Ana tuvo recientemente a su tercer hijo y su hermana, Marian, decidió regalarle por el día de la madre esta medalla con su inicial y los nombres de sus tres retoños.
Aunque suelo hacer estas medallas en plata y bañarlas en rodio o en oro, como puedes ver en la web, esta ocasión merecía el metal rey por excelencia y se trabajó toda la joya en oro directamente.

 

En una cara de la medalla se encuentra la inicial de la madre, Ana
En una cara de la medalla se encuentra la inicial de la madre, Ana
En la otra cara de la medalla están los tres nombres de sus hijos
En la otra cara de la medalla están los tres nombres de sus hijos

 

Sin duda será un recuerdo para toda la vida :)

 

Otros posts que te pueden interesar

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail