Supongo que tardó en llegar porque llevaba mucho tiempo dándole vueltas para que fuera perfecto. El emblema de la marca, mis adorados botones, ahora por fin también tienen su lugar en los dedos de la mano.

Primero llegó la pulsera, después los pendientes, luego los gemelos y por último han llegado los anillos, que sin lugar a dudas formarán parte de la colección de básicos y serán una pieza constante en el joyero de eme.

Toda la vida me encantaron los anillos. No recuerdo verme en mi adolescencia con un dedo de la mano libre de metal, me encantaba, y desde luego era algo muy característico mío que ahora recuerdo con una sonrisa aunque no lo haría igual. En aquella época el oro “era de viejas” así que todos eran anillos de plata y lo más habitual es que llevaran piedras, pues quien me lee a menudo, sabe que soy fan de la Gemología desde que tengo uso de razón.

 

plata con acabado textura de arena
plata con acabado textura de arena
plata bañada en oro amarillo y con acabado textura de arena
plata bañada en oro amarillo y con acabado textura de arena

 

Por eso era tan importante para mí hacer un diseño que no tuviera un “pero”. Después de pensar en diferentes modelos y dibujar distintos bocetos, opté por el mantra “menos es más” y escogí el diseño más minimalista posible. Al fin y al cabo, el protagonista debía de ser él, el botón de eme jewels.

Para hacer juego con el reborde del botón, el brazo de la sortija – como se dice en joyería –, es del mismo grosor y forma redonda, como haciendo una continuación de la propia pieza. El acabado es mate y hay modelo tanto en plata como en plata bañada en oro amarillo. Desde ya se puede encontrar aquí.

 

Un toque casual y diferente :)

Un toque casual y diferente :)

 

 

Otros posts que te pueden interesar

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail