Al igual que en las piedras, existen asociaciones entre personas y colores. Todo el mundo tiene un color preferido y es algo que se identifica mucho con la personalidad.

Casualidad o causalidad, muchas personas especiales en mi vida tienen el rojo como color favorito y es el caso de ella. Rita es maestra de educación infantil, apasionada de la decoración, familiar y fan del pachangueo. Cabello oscuro y rizado, ojos achinados y morena de piel.

Debido a su trabajo con niños de 3 a 5 años, suele vestir muy sencilla y nunca abusa de complementos. Cuando decidimos regalarle una joya por su cumpleaños, tenía claro que serían unos pendientes pequeños, ponibles en su día a día y que llevaran un toque rojo, color que le sienta especialmente bien. El coral fue el ganador.

 

Empezando a fabricar los pendientes
Empezando a fabricar los pendientes

Metal cortado en todas las formas que necesitamos
Metal cortado en todas las formas que necesitamos

piezas soldadas
piezas soldadas

Lija y soldadura terminadas
Lija y soldadura terminadas

 

El coral no es un mineral como tal, a pesar de que muchos lo consideren así. Proviene de las profundidades marinas y quizás eso es lo que lo hace tan especial, sin ir más lejos, la comunidad hindú lo ha tenido siempre como amuleto debido a su procedencia, el mar, lugar mágico y sagrado. También a lo largo de la historia se ha utilizado como elemento que ayudaba en varias patologías, tipo la mala circulación y la infertilidad.

Estoy segura de que a Rita le va a traer mucha suerte :) toda la que se merece. Feliz 31 cumpleaños, amiga

Otros posts que te pueden interesar

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail