Dicen que el amor más puro y verdadero, el que da sin esperar nada a cambio, es el amor de una madre. Te llevan consigo nueve meses, dan la vida por ti y te ayudan día a día a construir la tuya propia. Cuando oigo a tantas personas hablando o debatiendo sobre la muerte, me pregunto si realmente el milagro de la vida nos causa la misma intriga y sobre todo si la aprovechamos como queremos, si somos conscientes de la oportunidad que tenemos cada día de ver, oler, sentir, disfrutar… Vivir.

Esta joya es muy especial para mí porque es un regalo para una madre, encargado por su hijo.  Como es habitual en los hombres, y que me perdonen los que me lean y no se sientan identificados con esta descripción, no me dio muchos detalles, mientras que sí tenía algo muy claro: el objetivo, ni más ni menos que una joya personalizada para su madre. En este momento le pregunto “pero, ¿un collar? ¿unos pendientes? ¿normalmente lleva anillos? ¿le gusta más el oro o la plata?”… al menos conseguí saber que quería un conjunto, así que puse la imaginación a volar y le propuse un diseño. En este segundo paso sí tomó la decisión de elegir la piedra :) Estábamos entre un ópalo y un jaspe dálmata y se quedó con el segundo.

 

Cortando la plata con la forma elegida
Cortando la plata con la forma elegida

 

Siguiendo la línea de unos pendientes ya creados anteriormente, empezó el trabajo con mis compañeras infatigables: la segueta, la lima y la lija. Lo primero es cortar la plata dándole la forma elegida y el segundo paso es hacer la boquilla que recubrirá la piedra. Una vez hecha se le da la forma ovalada para que quede más integrada dentro de la joya.

 

Haciendo la boquilla para recubrir la piedra
Haciendo la boquilla para recubrir la piedra

 

Soldadas las dos piezas
Soldadas las dos piezas

 

El jaspe dálmata es una variedad muy curiosa y poco conocida de la mítica piedra Jaspe, que sin embargo está muy extendida y es fácil de encontrar. Muchos llevan el Jaspe Dálmata para reforzar relaciones con familia y amigos, así que en realidad es muy acertado haberla utilizado en un regalo de un hijo a una madre. Además, antiguamente se utilizaba con muchos fines: afrodisiaco, reforzar el sistema inmunológico, relaciones personales…

Y aquí el resultado final.  Todas las madres se merecen tener hijos así, que aunque no se detengan en dar muchos detalles y a veces resulten algo pasotas, realmente sí tengan claro su objetivo y no sea otro que quererlas, cuidarlas y colmarlas de cariño :)

 

Resultado final de este collar de plata con jaspe dálmata :)
Resultado final de este collar de plata con jaspe dálmata :)

Otros posts que te pueden interesar

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail