Mientras muchos dicen que casarse está pasado de moda, las bodas cada vez cobran más protagonismo, los novios se esfuerzan por sorprender a sus invitados, cientos de empresas se especializan en el sector mediante blogs, flores, decoración, vestidos, regalos, peluquería… Personalmente las bodas siempre me han gustado, conozca o no a los novios, soy de esas tontas que se ponen a llorar en los distintos momentos del evento: cuando entra la novia, cuando se miran en el altar, se dan el sí quiero y los momentos más emotivos y divertidos de la celebración. No tengo remedio.

 

Las bodas se prestan a crear entornos mágicos,  como la de mis amigos Rita y Ale :)
Las bodas se prestan a crear entornos mágicos, como la de mis amigos Rita y Ale :)

 

No obstante y como en todo, por mucho que te guste algo siempre puedes aprender cosas nuevas. En mi caso he descubierto que las novias deben llevar algo azul en el día de la boda ¡no tenía ni idea! y lo he descubierto con un encargo muy bonito de unas amigas que querían ser las que aportaran ese toque azul para la novia. Como no iban a encargarse de los pendientes ni de otros complementos como pulseras o colgante, algo muy personal en el gran día y que además suele tener piedras blancas, se decidieron por un broche.

Dentro de la gama de los azules, les ofrecí varios tipos de piedras, pero tenían claro que querían el Lapislázuli, una gema que me encanta y que ya lo sabes si me lees a menudo. Habiendo elegido la piedra y el tipo de joya que querían, el diseño corría a mi cuenta, así que me puse a trabajar en el atelier de eme.

 

Fabricando el broche de plata y Lapislázuli, alicates y lima en mano
Fabricando el broche de plata y Lapislázuli, alicates y lima en mano

 

Siendo un regalo tan especial que se podrá poner muchas veces más aparte de en la boda, me pareció que era una pieza perfecta para grabar con su inicial, la M de María ¡y la letra favorita de eme jewels! :) Creo que la tipografía depende de las ocasiones y para una boda escoger una tipo elegante y clásica era un must!

 

Finalmente opté por el alfiler, me parecía que le daba un aspecto más refinado y que sería más fácil para esconderlo entre las enaguas del vestido de  novia
Finalmente opté por el alfiler, primo hermano del broche y que aporta una delicadeza única, que sería más fácil para esconderlo entre las enaguas del vestido de novia

 

Si tú también quieres un regalo personalizado y especial para un día inolvidable, no lo dudes y escribe a info@emejewels.com Y si te apasiona el mundo de las bodas, te recomiendo seguir a 3,2,1 ¡me caso! el blog que mi amiga América Vallejo escribe con tanto gusto y alma.

 

Otros posts que te pueden interesar

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail